Hoy el amor que doy es el mismo que recibo, cuando me amo y me acepto tal como soy, empiezo a crear una atmósfera de paz y amor a mí alrededor y la vida fluye fácil y tranquilamente. Hoy me amo y acepto incondicionalmente y hago lo mismo con las demás personas, no las critico, ni juzgo, ni condeno, todos hacen lo mejor que pueden y saben.