Hoy prodigo el amor y la alegría en todas partes a donde yo vaya, a todas las personas con quienes entre en contacto este día y realizo mis actividades igualmente. El amor y la alegría son los elementos indispensables para crear una vida feliz y pacífica. Hoy derrocho amor y alegría y experimento como la paz inunda todo mi ser.