Hoy comprendo que no son las personas, los lugares ni las cosas los que me crean problemas, son mi forma de pensar y manera de actuar quienes se encargan de complicarme la vida. Hoy asumo la responsabilidad de mi propia vida, tengo el poder de cambiar y ser mejor cada día.