Hoy hablo calmadamente y elijo cuidadosamente las palabras que pronuncio, evitando herir o causar daño a otros y a mí mismo.