Hoy las células de mi cuerpo expresan un universo de perfección, así que yo solo puedo pensar y manifestar esa perfección.