Hoy abro mis brazos de par en par para recibir el regalo sagrado de la vida.