Hoy doy gracias a Dios por la vida, por mi familia, por todo lo que recibo diariamente, por lo que aprendo y por permitirme crecer y ser mejor cada día.