Hoy tomo consciencia de mi propia divinidad, vivo en paz y entrego paz.