Hoy sé que mi felicidad está en mis manos. depende únicamente de mi capacidad de amarme y aceptarme.