Hoy me amo, me valoro y presto atención a la divinidad que habita en mi interior