Hoy vivo con alegría y entusiasmo, consagro mis energías y conocimientos en la siembra del bien, el amor y la sabiduría en los corazones que los buscan y en las mentes que se abren a recibirlos.