Hoy vivo en paz conmigo mismo y los demás, me hago consciente y responsable de las decisiones que tomo, sin culpar a nadie ni a nada de lo que sucede