Hoy comprendo que cada uno tiene derecho a sus propias opiniones y las respeto con paz en mi corazón.