Cada vez que renunciamos a un deseo egoísta y escogemos un comportamiento desinteresado, cada vez que elegimos una respuesta amorosa en lugar de reaccionar agresivamente, damos un cambio a nuestro modo de vivir y, con cada cambio, recibimos un poco más de luz. Esos esfuerzos también benefician nuestro entorno, dándoles a quienes nos rodean fortaleza adicional para identificar y transformar su propio mundo interno.

Extracto libro “Ven…Danza con la Prosperidad”

Luz Stella Solano Montes | Nueva HumanidadLuz Stella Solano M. 

ÚLTIMOS RELACIONADOS

Síguenos

Skip to content