Todos los seres humanos tenemos el derecho a ser felices, la cuestión es que muchas veces no sabemos cómo se logra la felicidad, y si no somos felices pues menos podremos enseñar a nuestros hijos a serlo. Cuando tomamos la decisión de ser padres, debemos tener en cuenta que también adquirimos la responsabilidad de formar niños felices que posteriormente se conviertan en adultos que puedan disfrutar de la vida.

Algunos padres con buena intención pero lamentablemente desde las creencias culturales equivocadas, han asociado la felicidad con la posesión de objetos o bienes materiales, lo cual puede resultar nefasto en la educación de los niños, puesto que pierden el equilibrio de la vida, no desarrollan sus fortalezas y tampoco aprenden a valorar las cosas.

Estos niños viven con un alto grado de inconformismo e insatisfacción y de adolescentes su nivel de exigencia se incrementa, viven frecuentemente aburridos, no se interesan por realizar actividades que conlleven esfuerzo, volviéndose difícil la comunicación con ellos.

La felicidad es una condición interna, que se da en el ámbito espiritual y que de ninguna manera puede estar asociada a poseer cosas materiales. Un niño feliz recibe los cuidados básicos, el amor de sus padres, su atención y el tiempo necesario para que pueda desarrollarse y crecer con una buena dosis de autoestima.

Es aquel niño que es escuchado con atención, aceptado y valorado, sus opiniones y gustos personales son respetados y tenidos en cuenta, no recibe burlas o malos tratos, y sobretodo  nunca es víctima de violencia intrafamiliar o cualquier tipo de agresión física o sicológica.

La mayoría de los padres no están interesados en que sus hijos sean ricos y famosos, o que tengan mucho éxito y atesoren una gran fortuna, el deseo interno de cada padre o madre que está plasmado en su corazón es el de que sus hijos sean felices, independientemente de su condición social, cultural, de la raza o religión, todos los padres quieren ver felices a sus hijos.

Sin embargo, en muchos casos no saben qué hacer para lograr esta anhelada felicidad y piensan que algún día lo lograrán. Craso error, la felicidad no es algo que se pueda posponer, la felicidad es una forma de estar, de ser, de vivir, está en el interior de cada uno, es una actitud ante la vida, es un ánimo interno que impregna todo lo que se hace, lo que se mira y toca.

Si nuestros hijos no pueden ser felices ahora, tampoco podrán serlo mañana, porque la felicidad es una condición interior que se va desarrollando y potenciando cada día con las experiencias y situaciones que la vida pone. La felicidad es la capacidad de aceptar la vida como es, y no como uno quiere que sea, es la disposición a asumir los propios resultados independientemente de que sean desagradables o satisfactorios, es el amor por la vida, es el infinito sentimiento de gratitud y valoración por todo lo que se tiene.

La felicidad está contenida en la comprensión de la perfección de la creación, y si los padres aun no lo han logrado, no habrá posibilidad de que lo puedan trasmitir a sus hijos. Es imposible dar lo que no tenemos.

Luz Stella Solano Montes | Nueva HumanidadLuz Stella Solano M. 

ÚLTIMOS RELACIONADOS

Vivir en armonía

Lograr estar en paz consigo mismo es lograr un equilibro emocional, en tus pensamientos y en tus acciones vivir en paz  es experimentar energia positiva, es ser felices.

La Diosa Consciente

El día de la mujer más que una celebración es una conmemoración, son dos palabras diferentes que no son precisamente sinónimos completos. Celebrar es sinónimo de festejar, es mostrar o sentir alegría por algo. Conmemorar encierra en su estructura interna el concepto...

Las heridas en el inconsciente

Para poder amar a los demás y valorar todos los eventos que nos ocurren en este mundo, necesitamos primero amarnos y aceptarnos nosotros mismos; tenemos que conocernos y comprendernos. Todo empieza con ser honestos con nosotros mismos, con nuestro propio ser!!. Muchas...

El proceso de enamoramiento

"La apariencia de las cosas cambia de acuerdo con las emociones, y veremos belleza y magia en ellas mientras exista realmente la belleza y la magia en nosotros " Nueva Humanidad Kahlil Gibran Todo empieza con la experimentación de un sentimiento de atracción hacia...

Síguenos