En plena edad media un peregrino vio en París a tres obreros trabajando con grandes bloques de piedra.

-¿Qué están haciendo? Les preguntó

-Cortando piedra, dijo uno con indiferencia.

-Ganándonos unos francos, repuso secamente el segundo.

El tercero suspendió su labor por un momento y con marcado entusiasmo respondió:

-Estamos construyendo una hermosa catedral que va a ser la más importante de la ciudad.

Hacen falta personas que “construyan catedrales” , que puedan verlas, aunque apenas estén iniciando su construcción, que imaginen lo bella y imponente que será, que vibren con entusiasmo y alegría y sientan amor por lo que hacen.

No importa que todavía no lo sea, algún día lo será. Sólo tu le das valor a tu trabajo y construir con tu imaginación el camino hasta donde quieras llegar. Para llegar muy lejos en la vida y hacer realidad los sueños, la cuestión, no es que nos guste lo que hacemos como nos ha enseñado la cultura.

Es al contrario, se trata de que cualquier función que la vida nos brinde la oportunidad de realizar, aprendamos a hacerla con amor, con pasión, compromiso y gratitud. Si tienes un trabajo que te desagrada por alguna razón, no importa cual sea, debes comprender que estás en ese lugar porque necesitas aprender algo, y que cuando hayas aprendido lo necesario, la misma vida se encargará de conseguir un lugar mucho mejor para ti, que te agrade y donde aprendas cosas nuevas.

Aprende a amar lo que haces, aunque no te guste, ese es el secreto para que se abran las puertas de nuevas y maravillosas oportunidades en la vida.

SI NO PUEDES HACER LO QUE TE GUSTA, APRENDE A QUE TE GUSTE LO QUE HACES

No se labora por dinero, ni por obligación, se labora por el deseo interno de ser útiles a la sociedad, a la familia y a uno mismo. En todas partes se necesitan seres que quieren lo que hacen, aunque no hagan lo que quieren. Que en su labor diaria ven la posibilidad de servir a la humanidad sin condiciones y sin restricciones de ninguna especie, porque aprendieron a “construir catedrales”.

Adquiere una nueva visión de la vida y de lo que haces.

ÚLTIMOS RELACIONADOS

Propósito 2463 Amor propio

Propósito 2463 Amor propio

Hoy cuido de mí mismo, así como una madre o un padre protegen a su bebé, así mismo tengo deberes y responsabilidades para conmigo mismo

Propósito 2450 Sabiduría

Propósito 2450 Sabiduría

Hoy toda la sabiduría y el conocimiento emergen gradualmente desde adentro, las experiencias dolorosas y difíciles nos forman y obligan a avanzar, algunos aprenden de forma rápida y fluyen con la vida en perfecta armonía y unidad con todo, otros se atascan en situaciones conflictivas y crean más sufrimiento del necesario, cada uno decide

Síguenos